lunes

Gamification 2015... en cuatro camisetas

Si amigo lector: Ya está aquí, ya llegó el adelanto de lo que nos traerá el 2015 en gamification.

Supongo que para reducir el riesgo que supone lanzarnos a bucear en las oscuras y procelosas aguas del futuro conviene darle un vistazo a las propuestas que cual Rappel lancé hace doce meses, de cara a ver en qué estado se encuentran. Veremos que en muchas de ellas vamos avanzando, pero queda retos muy chulos por delante.

Integrar gamification con otras disciplinas


Games that (HR) People should play

Cuesta pensar que hace tres o cinco años andábamos por las empresas evangelizando a pequeños grupos, explorando juntos si "el fin justifica los juegos". En el Fun & Serious del año pasado en el que tuve la oportunidad de participar como ponente precisamente hablando de gamification artesana tuve oportunidad de observar que en lo que respecta a la integración con otras disciplinas creo que hemos avanzado de forma natural de la mano de uno de nuestros “hermanos mayores”: La industria del videojuego. En los últimos Gamification Spain Meetup de una u otra forma el entretenimiento electrónico y el diseño de soluciones gamificadas han mostrado múltiples áreas de solapamiento no solo en intereses sino también en habilidades profesionales y métodos de trabajo entre otros.

¿Qué nos queda para 2015? Unido a la anterior otro de los retos que planteé era la generación de experiencias realmente memorables. Todavía existen muchos miembros de la familia con los que todavía no tenemos lazos tan estrechos como el mundo del videojuego. El diseño de juegos analógicos (Gsm Barcelona fue una primera piedra, pero queda mucho por construir) puede enseñarnos mucho sobre mecánicas y jugadores y creo que podemos complementar esa visión aclarando las necesidades de las organizaciones y abriendo puertas en ciertos entornos donde habitualmente el juego no está todo lo bien visto que querríamos. 

El mundo del arte, el cine, la pintura, el comic… pueden enseñarnos como transmitir ideas complejas de forma intuitiva, cuestión fundamental para una experiencia realmente memorable. ¿Ejemplos? La última newsletter de CookieBox muestra muy buenos proyectos en este sentido que reflejan el carácter abierto y multidisciplinar de la metodología.

Construir una comunidad robusta


Creo que en este campo es donde más hemos avanzado este año. El impresionante empuje del Gamification World Congress pilotado de manera excelente por Sergio (@gamkt) y Jose Carlos (@josek_net) y su equipo ha logrado traer a España a los primeros espadas mundiales de la materia. 

A nivel más familiar, los Gamification Spain MeetUps  de los que tengo el honor de formar parte junto a Victor (@victormanriquey), Ricardo (@rickyrola), Cristina (@cristinapages) y un montón de compañeros a nivel local, que ya va por su sexta edición (el año que viene en Cádiz) y ha ido creciendo hasta alcanzar en la actualidad más de 150 integrantes.

No son los únicos encuentros en los que se ha hablado de gamification, ni mucho menos (Me vienen a la cabeza los smash tech, el reciente GAMESIS y otros más en diferentes puntos de España), pero los dos de los párrafos anteriores son quizás los más específicos y los que mayor antigüedad tienen en España.

El siguiente paso evidente será fundir estas dos líneas en una sola bajo el paraguas de una imagen de marca única, integral e internacional que permita crear un campo de conocimientos común, cosa de la que ya se viene hablando cada vez de forma más detallada al cierre de este año… ¡Atentos a 2015!

Ética, escalabilidad, KPIs y sociedad


Cuatro de los grandes ejes en los que la gamificación debía asentar parte de su base filosófica y metodológica. Además de grandes proyectos que evolucionan positivamente hacia lo social respaldados por unos KPIs de lujo como BBVA Game, gracias a Bernardo Crespo (@b_crespo) y su equipo de cracks o RetaMe de la mano de Compettia, empiezan a romper el hielo en el mundo educativo proyectos como Zombiología (@zombiologia) o Colonizadores de Marte (@jlred1978), que pese a los numerosos obstáculos con los que a veces se encuentran servirán como demostración del valor no solo cuantitativo de esta aproximación.

Hay muchos más proyectos. Podéis ver la gran mayoría de ellos en el Gamification World Map creado por gente de la talla de OuiPlay (@ouiplay), Flavio Escribano (@ludictador) o Carlos G. Tardón, entre otros. Muchas de estas iniciativas son por ahora pequeñitas, pero representan el germen de ideas que pronto escalarán a niveles muy interesantes… ¿Hablamos hace doce meses de si el mercado iría a la clonación de proyectos de éxito o al “diseño indie”? Creo que todavía está el tema bastante repartido, incluso con un cierto sesgo hacia lo segundo.


¿Seguimos como hasta ahora?


Pues vamos avanzando, pero se abren nuevas puertas. An Coppens (@AnCoppens) retó a la comunidad, muy acertadamente, a potenciar una mayor presencia de mujeres en los diferentes foros sobre gamification, idea muy interesante que se puede extender no solo al géner, sino a una mayor diversidad cultural a la hora de buscar propuestas de soluciones gamificadas.

Por otro lado, con una comunidad sólida que tiende a lo global y multitud de pequeños proyectos viento en popa, nuestro nuevo reto será la sistematización de un cuerpo de conocimientos compartido y forjado desde el rigor. Como sucedió con el coaching, la logística, o los RRHH comienzan a aparecer expertos que sentencian con gratuita rotundidad determinadas afirmaciones sin fundamento científico o que generan expectativas desmedidas que no hacen ningún bien ni a la metodología, ni a los clientes potenciales, ni a la comunidad de profesionales. Abogo por un corporativismo sano, pero riguroso.

¿Nadie se ha planteado una aproximación sería y comunitaria hacia la certificación profesional en esta metodología?

Y tú…. ¿Qué crees que nos traerá 2015? ¡Me encantará oír tu opinión!

PD: Gracias a todos por hacer este 2014 espectacular y lúdico. Y a los que me dieron su cariño en forma de camiseta, taza o simplemente compartiendo conmigo una idea o palabra. Ellos y ellas ya saben quienes son.