martes

LeaderShitP


Llevaba un tiempo buscando una forma de usar el juego como vía para la reflexión sobre las pequeñas y grandes incoherencias que conlleva la vida como “líder” (signifique eso lo que signifique) y quería basarme en algo conocido y popular, de reglas sencillas, que permitiese al jugador reflexionar sobre su liderazgo sin caer en las mecánicas de pregunta / respuesta y sin sentir que el juego quería “sentar cátedra” en un concepto que, por definición, es complejo y difuso.

Recientemente, cayó en mis redes (virtuales) TuitShit, un juego de mi compatriota aragonés Joaquín Olivan. Tras superar la agradable sorpresa (aquí en Aragón tendemos a pensar que lo bueno lo hacen fuera, soy un tío del montón, que le voy a hacer) lo probé y me encantó como esa narrativa gamberra pone a los jugadores en un estado mental de receptividad ideal para aprender cosas. Gracias a él descubrí lo que significa el punto delante de tu nombre en twitter, por ejemplo.

Si no conoces TuitShit, hazte un favor y disfruta del juego.

Tomando su idea como inspiración (no quiero adjudicarme haber inventado nada) me he lanzado a tomar algunos elementos claves del mundo del liderazgo empresarial, utilizando el tablero y reglas de “La Oca” y el tono gamberro de TuitShit para que los jugadores puedan dedicarse a hablar distendidamente de un tema donde (no nos engañemos) no hay verdades absolutas… Aunque sí mucho mito asumido y mucha investigación científica no utilizada.

Al fin, LeaderShitP!  (¿Se ve pequeño? Usa el botón derecho para abrirlo en una pestaña nueva)

LEADERSHITP, EL DISEÑO DEL JUEGO
Postit, colorcicos y bombillazos, sumergidos en cierto aire de caos, resumen parte del estereotipo asociado a veces a los profesionales del mundo de las empresas cuya especialidad es el campo interpersonal. He intentado que el tablero refleje esos cuatro conceptos, haciendo un viaje por algunos de los estereotipos, tópicos y técnicas más utilizadas (a veces hasta el desgaste): El análisis 360, las agendas ocultas, la ceguera personal, las escuelas de liderazgo, los odios a muerte...

El objetivo es que, usando la reducción al absurdo y la crítica, nos demos cuenta de que las ideas y las técnicas, por muy buenas que sean, dependen del compromiso del que las aplica. Requieren rigor, tiempo y esfuerzo. LeaderShitP es un juego donde hablar sobre el contenido de la casilla es tan importante como tirar el dado.

TENGO MI EGO...
…Y mi autoestima: Te animo a que uses LeaderShitP y lo distribuyas con plena libertad si lo ves útil o divertido, y si procede me gustaría que citases “à la Creative Commons” tanto al creador (@isidrorodrigo) como a la fuente de inspiración (@raulolivan). Digo de paso, para que nadie piense en intereses ocultos, que no conozco de nada a este último, más allá de sus creaciones.

Si lo necesitas más grande, tengo diferentes formatos de mejor calidad, no te rompas la cabeza parcheando. No tengo server para colgarlo, pero pídemelo por twitter, linkedIn, mail...  y te lo envío online sin compromiso. Yo pago los sellos virtuales. Toda sugerencia, comentario o experiencia es bienvenida.

CONCLUSIONES
Curiosamente el rigor, metodología y sistematización que usamos para la gestión técnica de los procesos se nos olvida cuando hablamos de personas. Muchas veces no pasamos de equipo a equipo respondiendo a una planificación, sino porque “parecemos buenos tipos” o porque “parece lo correcto dadas las circunstancias” (o porque no sabemos dónde meter a ESE tío).

Muchos argumentan que “como no somos máquinas” y me parece muy correcto, pero no me parece justificación para gestionar los equipos de manera informal, poco rigurosa o basándonos única y exclusivamente en el instinto o en la mitología popular.

Esta aproximación “sobre la marcha” permite rapidez, pero puede tener resultados desastrosos. 

De la misma forma que sois curiosos cuando vais a comprar un producto que desconocéis o al igual que usáis una metodología rigurosa cuando afrontáis un problema de corte técnico, el mundo interpersonal tiene mucha investigación realizada (y probada) desde la psicología, la sociología y otras ciencias. Cuestiones como qué dimensiones afectan más a la credibilidad personal, qué compatibilidad tienen determinados estilos de trabajo o qué técnicas potencian más eficientemente el liderazgo o la motivación.

Huyamos de la mitología popular, por el bien de los que nos rodean.

Y si no tenéis tiempo / ganas (al fin y al cabo, cada uno tiene su oficio), consultad a un experto. Eso sí: Exigid referencias equivalentes a las que pediríais a la hora de comprarle a un proveedor un producto.

¡Buen juego (y buena gestión de equipos)!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Isidoro, me gustó mucho tu artículo sobre el liderazgo y el juego que has ideado. Aprovecho para pedirte que me lo envíes, como tan generosamente ofreces y a hacerte la publicidad correspondiente, como es justo!! MIL GRACIAS

Pilar
martin_zafra@yahoo.es

Isidro Rodrigo de Diego dijo...

Gracias por interesarte Pilar, ya te debe haber llegado al correo!

Espero que sea útil a tus jugadores para explorar un concepto tan brumoso como es el liderazgo!

Un abrazo y tenme informado!