viernes

GWC16 - Visión general

Donde hablamos de algunos cambios llamativos en la denominación del evento y posibles motivos del mismo, las características del lugar donde se ha realizado, las cuestiones que han cambiado tras escuchar las peticiones de la audiencia del gwc2015 y el estilo de nuestra nueva anfitriona, la gran An Coppens.

¿Habrán conseguido estar a la altura de otros años? Lo detallo en el vídeo, querido lector, mientras me tomo una copita a la salud de Pernod Ricard.

2 comentarios:

Cesar Alcacer dijo...

Cuanto más grande es un congreso,más complicado es mantener un nivel de organización que no chirríe. Estoy de acuerdo contigo, la organización fue muy buena, y si alguien echa algo de menos, es porque no se puede contentar a todos. Me sumo a las felicitaciones.

Lo que sí que he notado es un cambio en las necesidades de los que atendimos al evento. Por las conversaciones "de café" que escuchaba o en las que participaba, creo que hay una voluntad de pasar página y madurar profesionalmente, como comentabas tú mismo en un post anterior (¡abandona los clásicos, hay vida más allá!), o como el mismo Kevin Werbach decía en su ponencia, que hay que ser más riguroso, que hay artículos científicos y datos para ello. Que ese sentir converja es muy positivo.

Isidro Rodrigo dijo...

No sé exactamente si es un "pasar página", pero es cierto que el tema de la "madurez" está, efectivamente, en el aire, Cesar.

Como siempre, mil gracias por tu comentario!