domingo

Resumen del Gamification Spain Meetup Madrid

Estoy enamorado del Gamification Spain Meetup. 

Si, querido lector. Soy un tío más bien p’adentro y no muy dado a estos arrebatos emocionales, pero es que no puedo encontrar otra forma de encajar esta sensación postparty en la que no solo ando recordando con una sonrisa las muchas y buenas ideas que he sacado del último gsmM, las muchas y buenas personas que he conocido y reencontrado, sino que ya estoy pensando en la próxima, deseoso de que llegue.


Iba a realizar una crónica de las diferentes ponencias que se han realizado, pero dejaré ese reto a otros ya que a título personal hay una serie de personas a las que quiero agradecer la experiencia de este sábado. Se trata de mis particulares “figuras gandalficas” (Esther Hierro dixit) y basten estas líneas como sencillo (aunque siempre insuficiente) agradecimiento a su labor.

Los primeros, por cercanía, son Cristina Pagés y Victor Manrique. Compañeros de fechorías y motores de arranque de cada evento que hacen que el resto estemos deseando pulsar ese “PRESS PLAY” que desencadenará el siguiente encuentro. 

Esther Hierro, mi entropía contagiosa y energizante particular, que con Imma Marín y el resto de Marinvas llevan desde mucho antes que se inventara la gamificación entendiendo sobradamente lo que supone llevar el juego dentro como una filosofía de vida. Cada vez que nos juntamos me voy con una sonrisa y muchas ideas.

No puedo olvidarme de Bernardo Crespo, nuestro Elrond particular: Abrió de forma desinteresada  a la comunidad las puertas de un Rivendel en forma de Centro de Innovación del BBVA y además posee una visión y una templanza que rompen cualquier estereotipo que puedas tener sobre lo que es “alguien que trabaja en un banco”. Todavía no he visto el límite a su capacidad para compartir.

Vienen ahora una enorme lista de “Yodas” particulares que remueven mis neuronas: Oscar (que incluso girado 90 grados y online es capaz de inspirar), Emiliano (cuyas ideas son tan buenas o mejores que las de Courseratown), Flavio (capaz de combinar conceptos como gamificación y dildos y aún así no perder el rigor científico), mis Ouiplays veteranos de estas lides (siempre dispuestos a compartir… y a llevarse algún premio, que Iñaki es un tiñoso), Sergio (Uno de los abuelos de la gamificación en España no por edad sino por ser de los primeros en hablar de ella), mis zombiologos favoritos (no es mi estomago el que habla, lo juro), Ricardus Katamaniaco I y Grande de España, todos los coorganizadores locales y más más más… No solo los ponentes que se tiran el detalle de venir de forma gratuita evento tras evento, a compartir sus ideas. Detrás de cada asistente a un gsm hay una historia que merece la pena escucharse.

Dejo para el final de forma consciente a una persona, no por ser menos importante sino porque este evento en Madrid no hubiese sido posible sin su savoir-faire. Mr. Jose Carlos Cortizo, nuestro Señor Lobo particular (Si no entendéis esta referencia, dejad de leer ahora mismo y comprad Pulp Fiction YA) que tiene un corazón que no se pué aguantá y una mano increíble para que estas lides tengan flow.


Entonces… ¿El próximo gsm será igual?

Lo dudo mucho. Cada meetup tiene su sabor. Tuve la suerte de conversar con varias personas durante y después del evento y casi todos coincidimos en que desde las cuarenta personas que empezaron en Zaragoza a las ciento cuarenta en Madrid hemos alcanzado una masa crítica interesante para que la comunidad pueda generar ideas poderosas para que la disciplina alcance un rigor y una profesionalidad que todavía está muy verde. Una especie de evolución pokemon, pero de gamificadores.

Para lograr ese objetivo, en meetup futuros tenemos el reto de generar mayores canales de participación de la comunidad y facilitar que la gente que venga por primera o segunda vez se integren fácilmente en esta pequeña familia que está naciendo. 

El tiempo de cada jornada es limitado, así que quizás debamos dedicar más tiempo a la generación de contenido grupal mediante dinámicas y actividades que a la transmisión de contenido unidireccional en forma de ponencias. Asegurar que todo el mundo tiene voz, que todo el mundo recibe su particular “Power up!”.

¿Se nota mucho que estoy enamorado del gsm?

6 comentarios:

bernardo crespo dijo...

My friend, tu pasión y tu energía so muy valiosas.

Recuerda el concepto de parrilla de contenidos con pocas ponencias, talleres o dinámicas en su mayoría y espacio para intervenciones del público.

Si además desarrollamos la parte del B2B market... Los GSMs se pueden convertir en algo grande.

Un abrazo potente, Bernardo.

Isidro Rodrigo dijo...

Mil gracias por el comentario Bernardo, la conversación postparty me aportó mucha luz para ver lo bueno que puede ser el gsm futuro.

Arturo Monedero (otro grande) dijo una vez que lo más inteligente que podías hacer en un proyecto era rodearte de gente donde tú eras "el más tonto", porque así siempre tenías mil oportunidades de aprender. Yo estoy encantadísimo de sentirme el más tonto del gsm :D

Sigue brillando y haciéndonos brillar, amigo.
Isidro

Carolina Cristanchi dijo...

Sé que no habla tu estómago, sino tu niño interior. Gracias a ti por hacernos un huequín en la familia.
Un abrazo, Isidro.

Marta Garcia de Polavieja dijo...

Let's Pecha kucha!!!

Isidro Rodrigo dijo...

@Marta ... Está más cerca de lo que crees :D Un abrazo gordo!

Isidro Rodrigo dijo...

@Carolina cierto!!

Nunca perdamos ni nuestra sombra ni nuestro pequeño Peter Pan. Y en caso que desaparezca, busquemos un/una Wendy que nos ayude a re-coserla a nuestros pies :D

Un fuerte abrazo!