sábado

GAMESIS y la comunidad aragonesa de videojuegos

Este viernes pasado tuve la enorme suerte de compartir escenario en Zaragoza con una buena representación del presente y el futuro del videojuego aragonés en GAMESIS, el evento organizado por Grupo INIT y el Centro de Incubación de la Milla Digital.

No quería dejar la oportunidad de compartir contigo, querido lector, las buenas vibraciones que me ha transmitido el evento, su potencial… y algún reto que se pone por delante (no todo va a ser un camino de rosas, claro).

La primera imagen vale más que mil palabras y el primer impacto positivo llega al asistente por partida triple, tanto por la excelente organización (todo muy fluido: grande Adriana tomando el timón de la presentación ante los imprevistos normales del directo), como por el nivel de las entidades que patrocinaron y respaldaron el evento (Universidad San Jorge, Ayuntamiento, Heraldo, Mañocao, cinemascomics, SER Zgz y LACASA).

La tercera causa de satisfacción (y probablemente la más importante sin desmerecer a las anteriores) es la enorme afluencia de participantes. Cerca de 250 personas congregadas en Torre Delicias con ganas de aplaudir, compartir, aprender y pasarlo bien. La esencia del videojuego, en definitiva.

A punto de empezar: Press Start!
Respecto a las ponencias, los compañeros de Kraken Empire y  Eclipse Games (Antonio Iglesias y Eduardo Jiménez, respectivamente) nos ofrecieron una visión bastante realista de lo que supone ser un pequeño estudio de videojuegos y de la definición del éxito. Aprovecharon también para presentar los proyectos en los que están trabajando, por un lado “Kromaia”, un shmup que mezcla el movimiento de Descent con la estética lumínica de Tron, homenajeando a “matamarcianos” clásicos y por el otro lado  “Super Toy Cars” un producto que me recordó mucho a Micro Machines Tournament 2, con el apartado gráfico más cuidado. Ojo, que al no haber jugado ninguno de los dos solo puedo analizar la parte visual, desconozco si existen cambios diferenciadores en las mecánicas de juego clave.

Seguidamente salió un servidor para hablar de 100 años de éxito en Gamification, pero de esto ya ha hablado el gran Jorge Mora en Heraldo además de una crónica del evento mucho más objetiva (gracias again).

Un breve descanso y salió a la palestra Manuel Viñas (introducido por Gabriel Marro, abordando un tema por el que siento especial predilección: El estrecho (y no siempre cuidado) vínculo entre el arte y los videojuegos. Manuel nos regaló un viaje por el tiempo desde los primeros bits, la imaginación y la escasez de recursos a la producción en cadena, la clonación y el hiperrealismo a costa de la historia. Todo por amor al arte (si me permites el chiste fácil) y un verdadero placer visual para los que como yo nacimos entre los 70 y los 80 y nos emocionamos con estos momentos remember.

Cerró la mañana Arturo Monedero (Delirium) hablando de creatividad. Impresionante como siempre. Había tenido la oportunidad de disfrutar de uno de sus talleres cuando organizamos el Gamification Spain Meetup de Donosti y el GAMESIS me ha confirmado que lo suyo no es casualidad, es talento en estado puro. Comprendo perfectamente que Vetusta Morla se enamorasen del proyecto solo por la pasión que desprende. Un crack del que seguro que oiremos hablar en el futuro (No perdáis de vista su próximo “Delusions…”)

Y por la tarde... Todos a la San Jorge


Deusens recordándonos la Sega VR Headset
Por la tarde un par de interesantes presentaciones de startups. Por un lado Deusens. Mucho potencial en la realidad virtual pero poca “chicha” en la presentación del producto. Creo que hubiese aportado más valor mostrar algo propio (me consta que lo tienen) que un youtube ajeno. En la próxima presentación, yo quitaría el texto de “diseñamos emociones”… y haría sentirlas. Las emociones no se leen en un powerpoint, se sienten. Sé que saben hacerlo.

En este sentido me quito el sombrero ante RushVfx, un excelente Showreel de producto, una valiente presentación y un producto tangible y claramente ligado con la necesidad de la audiencia. A tomar nota de ellos si alguna vez necesitas efectos especiales (son tan realistas, que deberían llamarse “efectos normales y corrientes”).

Thomas Komair, de Digipen Bilbao nos dejó a todos encantados no solo con su carisma y simpatía, sino por aportar un enfoque diferente sobre las oportunidades laborales en el sector, en una completa presentación que mezcló el rigor de los datos con la emoción de las anécdotas personales y su experiencia como profesor y diseñador.

Thomas Komair, calentando motores (de juego)
El taller de Serious Games y Oculus impartido por Joaquín Gracia de ITAInnova tenía un enorme potencial para convertirse en una de las charlas de la jornada y creo que hubiese aumentado su efectividad si nos hubiese dado alguna pista sobre lo que podíamos esperar de dicha charla: Durante toda la presentación el tema anduvo a medio camino entre las especificaciones técnicas y la muestra del potencial de la tecnología para la formación y el videojuego, por lo que resultaba difícil saber qué esperar de la misma y qué información de valor podíamos obtener ¿Datos y aplicación? ¿Emoción y futuro?.

La anécdota del día


Como siempre, el público se encargó de tomar el timón y mostrar qué era lo que quería cuando Joaquín realizó la presentación práctica de un simulador de carretilla usando las Oculus: En un momento alguien preguntó si el simulador era tan real como para atropellar a un viandante del entorno gráfico y ante la respuesta afirmativa, tras dejar pasar unos segundos, pidió (educadamente, eso sí) que atropellase a uno de los viandantes del simulador.

Petición coreada y aplaudida por todo el aforo, por cierto. Edutainment en estado puro.

La foto del delito: Atropello simulado
Una pena no haberme podido duplicar para asistir al taller de Jorge Echevarría sobre iniciación a los videojuegos (me han chivado que fue tan práctico como divertido), tengo pendiente pedirle un resumen.

El efecto del contexto


El día finalizó con la ponencia sobre narrativa y videojuegos de Javier Calvo que en mi opinión no generó todo el impacto que merecía tanto por la sala (demasiado grande para el número de asistentes) como por el momento temporal (final de la tarde, gente cansada…). Una conferencia muy interesante, reflexiva y con esos toques de humor y relaciones entre conceptos inesperados que solo pueden salir de una mente que vive por y para las historias. Al ser una de las que más carga cognitiva exigía, hubiese sido mejor ponerla justo antes de comer o después de un taller o una actividad más dinámica.

En cualquier caso, mi valoración general es excelente y la mido por el mismo patrón que mido si un juego es bueno o no: 

¿Repetiría?

En este caso, mi respuesta es un SI rotundo. Enhorabuena a todos los que lo han hecho posible.

PD: Dejo para otro post los retos que en mi opinión quedan por delante tras GAMESIS.