sábado

Como en las pelis de espías...

Cambiar nuestros hábitos es una cuestión complicada. En especial cuando el cambio no sale de nosotros o si no hay unas consecuencias positivas o negativas inmediatas asociadas a la vieja o la nueva conducta.

Podemos apreciarlo en cualquier aspecto de nuestra vida (la seguridad vial, la conciencia ecológica...) y por supuesto también en nuestro entorno de trabajo (¿Cuántas veces hemos intentado implantar esa política de 5S o ese nuevo turno de horarios en el comedor?).

De la mano de MAVI Interactive quiero compartir con vosotros el simulador "Agent Surefire", cuyo objetivo principal es concienciar y cambiar hábitos relacionados con la seguridad de la información en el trabajo. Gracias a las maravillas de la red ha llegado hasta mis manos la demo de este producto, del cual os dejo el trailer:


Este simulador ha recibido numerosos premios el año pasado, combinando varios aspectos que me parecen especialmente acertados y exportables a otros productos equivalentes:

Flexibilidad operativa: El producto es utilizable online o mediante los LMS más comunes.

Sigue las especificaciones SCORM y cuenta con un completo sistema de información que indica al usuario cómo lo está haciendo.

Tiene una curva de aprendizaje muy rápida: Con un par de clicks estás totalmente inmerso en el producto, y puedes dedicarte a aprender y disfrutar, en lugar de buscar qué tecla tocar.

Combina pedagogía con una historia atractiva: Sin perder de vista que su objetivo es cambiar los hábitos de seguridad en el uso de la información en el trabajo, "Agent Surefire" envuelve el proceso en una historia de "atrapa al topo" con un estilo de película de espías que convence y engancha, sin dificultar que el usuario pueda traducir lo que va aprendiendo a su propio entorno profesional.

En resumen, creo que este producto es un excelente ejemplo del uso de las nuevas tecnologías para provocar un cambio real en actitudes y conductas. Si además lo combinas con grupos de discusión y análisis del trabajo individual que cada participante puede hacer, su poder se multiplica exponencialmente.

¿Comenzaremos a usar estas herramientas en España o vamos a tener que esperar cinco años para que lleguen, como pasaba antes con las películas?