martes

El rol de facilitador

Ya he comentado alguna otra vez mi propia necesidad (Egoista si queréis... No comencemos el psicoanálisis) de buscar aquellas tareas que me permiten actuar como Facilitador.

¿Cuándo se actúa como facilitador? Cuando tus acciones van destinadas al incremento de la efectividad de un grupo o unas personas. ¿Bonito? Totalmente. ¿Complicado? Bastante.

Para lograr su objetivo se actúa sobre DOS puntos claves:

  • Los procesos del grupo, especialmente su forma de trabajar juntos y sus interacciones

  • La estructura de grupo (Especialmente, los Roles que existen y cómo están repartidos)
Por supuesto, adoptar este rol dentro de un grupo es una decisión tuya... ¡y del grupo! ya que si este no acepta esa figura en su estructura (o no te acepta a tí como representante de esa figura) cualquier acción va a caer en saco roto.

Por ejemplo, si los miembros perciben que tus acciones buscan intereses personales más allá del propio desarrollo grupal si capacidad de influencia se verá severamente mermada... ¡Así que olvídate de hacerte el(la) madurito(a) comprensivo(a) para ligarte a alguien de dentro del grupo!)

Una de las principales características del facilitador es que no necesita el ejercicio del poder formal para forzar el cambio. De hecho, es muy habitual que las dinámicas de grupo promuevan que el rol de lider formal y de facilitador se den en personas distintas.

Libro recomendado: The Skilled Facilitator (Roger Schwartz)